Utilizando estrategias de intervención múltiple y partiendo de una visión lo más abarcadora posible articulamos nuestras actividades alrededor de 5 ejes:
Nos acompaña un equipo técnico interdisciplinario en diversas especialidades sociales y pedagógicas, así como un cuerpo de talleristas en disciplinas artísticas. Interactuamos con aproximadamente 170 niñas, niños y adolescentes de 5 a 15 años en San Carlos de Bariloche.

Escuela y Proyecto de Vida.

La mayoría de niños y niñas en situación de trabajo, de calle, de vulneración permanente de derechos, son expulsados del sistema educativo formal que no se encuentra preparado para ellos.

En "Escuela y Proyecto de Vida", creemos firmemente que hay que re-crear una escuela que los merezca. Es fundamental que la escolaridad vuelva a convertirse en un proyecto de vida. A través de la incorporación de acompañamiento personalizado, técnicas pedagógicas liberadoras e innovativas, articulamos con las escuelas a las que asisten los niños y niñas trabajadoras, procurando espacios donde se vivencie el aprendizaje desde las particulares y capacidades de cada uno.

El ocio es una necesidad básica para todos los seres humanos.
Los espacios lúdicos y recreativos, permiten comprometerse psicológicamente con la vivencia del ocio, del descanso, del aprender jugando. Nuestra propuesta en "A jugar que es un derecho!", tiene como objetivo principal el ejercio pleno del derecho al juego y a la recreación.

A través de actividades expresivas y recreativas ofrecemos espacios de prevención y contención para niños y niñas que ven continuamente vulnerado su derecho a jugar, a expresarse, a crear.


Buscamos el ejercicio de un protagonismo infantil que promueva y desarrolle el poder subjetivo de los niños y niñas, que mejore la capacidad de relacionarse con sus pares y con los adultos, que genere sentido crítico y mayor conocimiento de sus derechos y responsabilidades.

Es un espacio de reflexión- acción donde circulan las palabras, las emociones, sentimientos a través de estrategias lúdicas y diferentes lenguajes artísticos.

Familia y Comunidad

Buscamos que la familia sea verdaderamente transmisora del sentido de la vida.
Creemos que si los intentos por dar solución a problemas como los niños trabajadores o los niños en situación de calle no toman en cuenta que una de las principales razones para que trabajen o estén en las calles, es lo que pasa al interior de sus familias, todo esfuerzo será limitado. Las situaciones de pobreza en las que viven muchas familias constituye una profunda vulneración de derechos.

Se hacen necesarias políticas públicas para la infancia que se enmarquen y ejecuten dentro de un contexto más amplio y abarcativo, ya que el trabajo infantil está vinculado con muchos factores como, por ejemplo, el desempleo entre los adultos.

Observatorio Patagónico de Derechos de la Niñez y Adolescencia

El enfoque de derechos es un paradigma de acción que reconoce a los seres humanos como iguales en dignidad, que plantea la corresponsabilidad en el respeto y cumplimiento de los derechos. Trabajar junto a niños y niñas desde el enfoque de derechos implica una visión holística del entorno, teniendo en cuenta la familia, la comunidad, la sociedad civil y las autoridades locales y nacionales.
Tiene presente el marco social, político y legal que determina la relación entre esas instituciones y las exigencias, los deberes y las responsabilidades resultantes.

Creemos y actuamos desde el enfoque de la doctrina de la protección integral, reconociendo a los niños y niñas como sujetos activos de derecho.

HTML Hit Counters